Close
Calle Horacio Cachay Díaz 328 - 330 Lima 13,
+511 476-4567 informes@ckmperu.com
Neumonía micoplásmica en cerdos

La neumonía micoplásmica es una de las enfermedades más comunes en cerdos.  Es una neumonía crónica, clínicamente leve e infecciosa, caracterizada por su capacidad de hacerse endémica en la piara y de producir una tos seca persistente, una tasa de crecimiento retardada, brotes esporádicos de dificultad respiratoria o del complejo respiratorio porcino (CRP) y una alta incidencia de lesiones pulmonares en los cerdos. Esta infección ocurre en todo el mundo.

En CKM Perú presentamos información de interés sobre la neumonía micoplásmica en cerdos con la finalidad de que se pueda controlar en las granjas porcinas del Perú.

Etiología y epidemiología de la neumonía micoplásmica:

diagnostico

Los términos “neumonía viral” y “neumonía enzoótica” se utilizan con frecuencia para describir un síndrome característico de una enfermedad que ahora se sabe que es causada principalmente por Mycoplasma hyopneumoniae. El organismo pleomórfico es fastidioso, más pequeño que la mayoría de las bacterias y difícil de ver claramente bajo microscopios de luz ordinarios. Se puede cultivar en medios especialmente preparados, pero el aislamiento de los casos de campo es difícil. Se inactiva rápidamente en el medio ambiente y por los desinfectantes, pero puede sobrevivir más tiempo en clima frío. Parece ser específico del huésped.

La neumonía micoplásmica también se complica con frecuencia por otros micoplasmas, bacterias y virus, que afectan la gravedad de la enfermedad. Ciertas cepas de Mycoplasma  hyorhinis, y tal vez algunos virus, pueden actuar como agentes primarios para producir un síndrome que se asemeja a la neumonía causada por Mycoplasma  hyopneumoniae.

En la mayoría de los países que utilizan métodos modernos para la crianza de cerdos, los pulmones del 30% y el 80% de los cerdos sacrificados presentan lesiones neumónicas asociadas con la infección micoplasmática.

Los cerdos de todas las edades son susceptibles pero los lechones son más sensibles a la enfermedad porque se infectan en las primeras semanas de vida, ya sea por su madre o por otros cerdos jóvenes.

La transmisión a los lechones lactantes puede ocurrir de cerdas de todas las paridades, pero es más frecuente en camadas de primera paridad. Además, con la adaptación de la producción segregada (multisitio), el inicio de la enfermedad se retrasa y puede ser más evidente en la etapa de finalización, entre las 18 y 20 semanas de edad.

La incidencia de lesiones pulmonares es mayor en cerdos de 3 y 5 meses de edad. La inmunidad se desarrolla lentamente, seguida de una regresión de las lesiones pulmonares. Los cerdos mayores y maduros pueden recuperarse completamente.

Hallazgos clínicos:

hallazgos-clinicos

En las piaras en los que la enfermedad es endémica, la morbilidad es alta, pero los signos clínicos pueden ser mínimos y la mortalidad baja. La tos es el signo más común y es más obvio cuando los cerdos están despiertos. Los cerdos o grupos de cerdos desarrollan esporádicamente neumonía grave. Un factor predisponente común es el cambio de clima, pero otros factores de estrés (por ejemplo, infecciones virales transitorias, migración parasitaria y la mezcla de cerdos) también pueden causar brotes. La enfermedad suele ser más grave cuando se introduce por primera vez en una piara sana.

Lesiones:

Los pulmones afectados son grises o morados, más comúnmente en los lóbulos apical y cardíaco. Las lesiones antiguas se demarcan claramente. Los ganglios linfáticos asociados pueden estar agrandados. Histológicamente, las células inflamatorias están presentes en los bronquiolos; hay manguitos perivasculares y peribronquiolares e hiperplasia linfoide extensa.

Diagnóstico:

Los hallazgos clínicos, patológicos y epidemiológicos generalmente son adecuados para el diagnóstico. Mycoplasma hyopneumoniae puede demostrarse en frotis de impresión de la superficie de corte del pulmón afectado, identificados por la técnica de anticuerpos fluorescentes, y a veces aislados e identificados en cultivo. Las pruebas serológicas, principalmente la prueba de fijación del complemento y la prueba ELISA se utilizan ocasionalmente en la piara, pero los resultados pueden ser difíciles de interpretar. Se ha desarrollado una prueba de PCR para detectar M hyopneumoniae en hisopos nasales y bronquiales que parece ser muy sensible y específica.

Control de la neumonía micoplásmica:

vacunacion-lechon

Cuando la enfermedad ingresa por primera vez a una piara, el tratamiento masivo con antibióticos macrólidos ayuda a controlar la gravedad de los signos. Cuando la enfermedad aumenta en las piaras endémicas, el tratamiento de cerdos individuales con antibióticos generalmente resulta en remisión, presumiblemente controlando las bacterias secundarias.

CKM Perú elabora y vende antibióticos activos contra microplasmas como KIMYSO 500 para tratar las enfermedades porcinas. Además, ofrece productos de higiene industrial para prevenir y controlar los riesgos sanitarios presentes en la producción pecuaria.

Con la finalidad de controlar la neumonía micoplásmica y garantizar la salud de los cerdos, contáctanos para que adquieras nuestros fármacos veterinarios, productos de higiene industrial y mejoradores de producción.

 

Añadir Comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos se encuentran marcados *