Close
Calle Horacio Cachay Díaz 328 - 330 Lima 13,
+511 476-4567 informes@ckmperu.com
Recolección, almacenamiento e incubación de los huevos de las aves de corral

Una vez que hayas comido huevos frescos es difícil volver a comer los huevos de la tienda con las mismas ganas. Los huevos frescos son deliciosos, con yemas brillantes y claras firmes. Dale a tus aves de corral cáscara de ostra molida o un suplemento de calcio similar para que obtengas huevos con cáscaras fuertes. Además si quieres obtener huevos de excelente calidad deberías tomar en consideración temas como las aves de corral y el estrés calórico.

La recolección de los huevos

ave-corral-3

Las gallinas cacareando en voz alta son un signo o pista de que están poniendo. Esto ocurre por lo general en las mañanas pero un criador atento debería revisar el gallinero nuevamente en la tarde.

Curiosamente, a las aves de corral les gusta comer huevos al igual que a las personas. La mayoría de las gallinas que comen huevos aprenden este hábito por los huevos rotos y luego comienzan a romper los huevos ellas mismas. Las aves de corral son oportunistas y elegirán cualquier huevo que parezca comestible. Si limpia los huevos rotos inmediatamente y arroja cualquier paja o virutas “empapadas”, puede evitar que las gallinas se coman los huevos. Cuando alguna de las aves aprende este hábito no se puede curar y lamentablemente otras pueden seguir su ejemplo. Ya que no quieres que las gallinas se coman tus huevos porque ¡tú los quieres para ti mismo o para venderlos! evita dejar cascaras rotas en el gallinero.

Puedes decir de qué color son los huevos que pondrá una gallina por el color de su oreja. Sí, como lo lees: de su oreja. Las aves no tienen orejas externas como los humanos, así que busca un pequeño círculo u óvalo de piel en el costado de la cabeza, ese es justamente el orificio de la oreja. Si es blanco, tu gallina pondrá huevos blancos; si es rojo, ella pondrá huevos marrones. No hay diferencia en el sabor o en la nutrición.

Limpiar y almacenar los huevos

ave-corral-4

Las cáscaras de los huevos tienen un recubrimiento natural que protege al huevo de las bacterias. Por esta razón evita lavar los huevos: mejor  limpialos con un paño seco y áspero.

Sin embargo, si los huevos tienen un poco de estiércol, puede limpiarlos con un paño húmedo. Un huevo que esté realmente sucio puede sumergirse en agua tibia y frotarse con un cepillo para lavar verduras. Siempre usa agua tibia para limpiar los huevos; el agua fría hará que el huevo se contraiga dentro del caparazón y este proceso atraerá bacterias.

Deja que los huevos se sequen por completo al aire libre  antes de guardarlos. Colócalos en cajas e identificalas con la fecha. Guárdalos en el refrigerador y evita colocarlos en la puerta porque serán maltratados cada vez que ésta se abra o cierre. Los huevos frescos se pueden conservar durante un mes en el refrigerador.

Ten mucha precaución al limpiar y almacenar los huevos ya que existen muchos tipos de infección parasitaria en las aves de corral.

La incubación

ave-corral-1

Si quieres ampliar el número de aves de corral, necesitarás un gallo. Como regla general, entre 10 y 12 gallinas por gallo es una buena proporción. Si bien puedes construir una incubadora y supervisar el desarrollo de los huevos, es más fácil dejar que las gallinas se encarguen de la eclosión.

Una gallina que se está preparando para anidar se convierte en “una gallina clueca o empolladora” y esto significa que quiere incubar sus huevos.  La gallina clueca se sentará “muy pegada” en el nido y se resistirá a que le recojan los huevos, mientras que una gallina no “empolladora” permitirá que pases tu mano por debajo de ella para recoger los huevos sin ningún problema. Una gallina clueca puede picotear o usar sus patas como armas letales contra cualquiera que se acerque. Hay maneras de desalentar las “ganas de empollar”, pero ¿por qué lo harías? La gallina hace todo el trabajo de incubar y criar, ¡y tú obtienes polluelos gratis!

Si decides adquirir una incubadora, se recomienda un modelo de aire forzado con un volteador de huevos automático, ya que los huevos deberán girarse de cuatro a cinco veces al día. La temperatura dentro de la incubadora debe estar entre 37 ° y 39 ° C, mientras que la humedad debe permanecer entre 55 y 60%. Los huevos de gallina eclosionan después de aproximadamente 21 días.

Las aves de corral pueden vivir entre 4 y 7 años, ponen huevos durante la mayor parte de ese tiempo. Cada año tienen una temporada “infertil” (dejan de poner huevos) durante varios meses. Esto sucede especialmente durante el invierno, cuando hay menos luz en el día para activar la puesta de los huevos. Comenzarán de nuevo su etapa “fértil”en la primavera. Para mayor información sobre  el mundo avícola, lee nuestro texto la bioseguridad en la producción de pollo broiler.

CKM Perú ofrece una gran variedad de productos para la crianza de cerdos y de aves de corral, mejoradores de producción y productos de higiene industrial.  Puedes escribirnos si deseas saber más sobre la recolección, almacenamiento e incubación de los huevos de las aves de corral, nuestros servicios o adquirir alguno de nuestros productos.

Añadir Comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos se encuentran marcados *