Close
Calle Horacio Cachay Díaz 328 - 330 Lima 13,
+511 476-4567 informes@ckmperu.com
5 maneras de mejorar la eficiencia de los alimentos en la producción de pollos de engorde

Después de que el alimento llega a la granja, hay cinco indicadores que ayudarán a mejorar la eficiencia del alimento en los pollos de engorde.

La mejora de la eficiencia de la alimentación suele ir asociada a una mayor rentabilidad. La mayoría de las medidas para mejorar este índice de productividad consisten en equilibrar la relación entre energía y aminoácidos, además de mejorar la digestibilidad de los nutrientes por diferentes medios como al utilizar mejoradores de producción. Pero, la tasa de eficiencia del alimento puede ser mejorada incluso después de que el alimento es mezclado y entregado en la granja. CKM Perú presenta cinco consejos para garantizar que los pollos de engorde aprovechen al máximo el alimento que se les da en cualquier granja.

1. Evita los puntos calientes en los silos de alimentación

El moho consume nutrientes valiosos y produce micotoxinas. Los alimentos mohosos no sólo son desagradables, sino también tóxicos. Muy a menudo, el alimento se entrega en silos que nunca se limpian. En climas húmedos y cálidos, el crecimiento de moho ocurre con facilidad, e incluso en silos aparentemente vacíos, hay puntos calientes (parches de alimento mohoso viejo que se adhieren a las superficies internas de los silos) que pueden servir como levadura para el siguiente lote de alimento fresco. Agregar un aglutinante de micotoxinas y un inhibidor de moho no es suficiente. Los silos deben inspeccionarse periódicamente y limpiarse a fondo.

2. Utiliza alimentadores que no desperdicien el alimento y mejoradores de producción

Alimentadores y mejoradores de producción

Puede parecer obvio comprar alimentadores que minimicen el desperdicio de alimentos, pero el bajo costo es siempre un factor atractivo que muy a menudo nos hace comprar algo menos eficiente a largo plazo. Los alimentadores también deben manejarse de forma apropiada (limpieza, colocación, distancias, número de aves por alimentadores, etc.) para que el consumo de alimento no sea para los pollos una oportunidad para vencer el aburrimiento ni una lucha apresurada para comer. Muy a menudo algunos factores que mejoran enormemente la eficiencia del alimento es el uso de mejoradores de producción como Orevitol Mproducto fitobiótico indicado para el control de disbacteriosis intestinal de origen alimenticio, tóxico o infeccioso y la correcta ubicación de los bebederos cerca de los alimentadores, pero a una distancia prudencial para evitar el deterioro del alimento.

3. Encendido y apagado de las luces

Bajo una iluminación constante, las aves tienden a consumir demasiado alimento, lo que tiende a aumentar la velocidad de alimentación. Dado que las aves son alimentadas en o cerca de los niveles máximos de potencial genético, este alimento extra que consumen tiene un tiempo limitado para interactuar con las enzimas digestivas, resultando en una menor digestibilidad del alimento. En contraste, un programa de luces encendidas y apagadas (por ejemplo, 1 hora de luz, 1 hora de oscuridad, etc.) permite a las aves digerir completamente su alimento mientras descansan (lo que también mejora la eficiencia alimenticia ya que las aves no caminan sin rumbo durante todo el día). El único problema con este sistema es que debe haber suficientes espacios de alimentación para que todas las aves coman simultáneamente, algo que requiere un cuidadoso manejo de los alimentadores antes de colocar el alimento.

4. Conoce el mercado

Si te dedicas a la crianza de pollos pero necesitas alcanzar una cierta edad o un peso para ponerlos en el mercado, deberías tener en cuenta que la eficiencia alimenticia se vuelve un poco más complicada con cada día que las aves envejecen. Esto se debe principalmente al hecho de que los pollos tienen una mayor masa corporal que mantener cada día y el mantenimiento requiere tanto energía como aminoácidos. Por lo tanto, encontrar el peso mínimo por pollo que sea aceptable también minimizará la eficiencia alimenticia. Por supuesto, esto no significa necesariamente la máxima rentabilidad, y para ello se deben consultar otros parámetros: coste por ganancia de peso, o ganancia de peso por superficie de suelo dada, etc.

5. Mantén a los pollos saludables

pollos de engorde sanos

Una observación más obvia, pero siempre vale la pena repetirla: los pollos enfermos no crecen, y si no crecen, la eficiencia alimenticia nunca es ideal. Las enfermedades más comunes en los pollos de engorde ocasionan que no coman tanto como los pollos sanos, y lo que comen generalmente sirve para combatir la enfermedad. Además, algunas enfermedades pueden incluso descomponer las proteínas musculares, lo que reduce el peso corporal de los pollos, reduciendo al mínimo la eficiencia alimenticia. En contraste, los pollos sanos, especialmente aquellos con un sistema digestivo saludable, utilizarán los nutrientes en el alimento con la máxima eficiencia. Quizás las enfermedades son los peores “ladrones” de la eficiencia alimentaria, por esta razón se recomienda aplicar un plan de bioseguridad en la producción de pollo.

Conclusión:

Obviamente, no todos los indicadores anteriores son aplicables en todas las granjas. Pero, incluso si se tiene en cuenta un punto y la eficiencia del alimento mejora un poco, esto significa un aumento de la rentabilidad, especialmente porque todo lo anterior son medidas de gestión rutinarias.

Con la finalidad de garantizar la salud de las aves de corral, contacta a CKM Perú para que adquieras nuestros fármacos veterinarios, productos de higiene industrial y mejoradores de producción.

Añadir Comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos se encuentran marcados *