Close
Calle Horacio Cachay Díaz 328 - 330 Lima 13,
+511 476-4567 informes@ckmperu.com
Cómo dedicarse a la crianza de cerdos

Si eres alguien interesado en el mundo pecuario, has cuidado de lechones destetados y deseas dar el siguiente paso en el pastoreo o crianza de  cerdos, este artículo es para ti. En primer lugar, se deben tomar medidas de bioseguridad para la crianza de cerdos Es decir, establecer métodos para evitar que una enfermedad o infección se propague de una persona, animal o lugar a otras personas, animales o lugares.

En segundo lugar, se debe tomar en cuenta el ciclo de reproducción. Cuando algunas personas se inician en la crianza de cerdos querrán establecer la operación de reproducción durante todo el año. Sin embargo, si estás pensando en aprender a criar cerdos, debes saber de inmediato que la crianza de lechones recién nacidos es una empresa algo complicada y arriesgada. De hecho, entre el 30% y el 40% de los cerdos nacidos en el negocio de la crianza de cerdos en este país mueren poco después del nacimiento.

Pero un agricultor de pequeña escala puede brindar un cuidado más concienzudo que la mayoría de las grandes empresas, por lo que debería poder salvar a casi todos los jóvenes lechones y criar con éxito un promedio de 16 cerditos por cada cerda (número tomando en cuenta dos camadas) anualmente. Todo lo que se necesita para lograr el objetivo es una gran cantidad de cuidado amoroso y algunos conocimientos sólidos. A continuación CKM Perú presenta algunos aspectos claves en la crianza de cerdos.

Apareando a la cerda

El apareamiento en los cerdos

¡Obviamente, el primer paso para iniciar la crianza de cerdos es asegurarse de que la madre deseada esté emparejada! Una cerda joven debe alcanzar la madurez sexual a los cinco o seis meses de edad. Ella estará en su etapa más fértil durante dos o tres días posteriores al ciclo 21 días. Puedes estar seguro de que la cerda está en estro (celo) si tiene la vulva hinchada. También puede: segregar un ligero flujo vaginal con aspecto de moco o sangre, actuar inquieta, orinar con frecuencia, sacudir la cola, mantenerse firme cuando recibe presión en los muslos de las extremidades traseras o trata de “montar” a otras cerdas.

Debes aparear a las cerdas primerizas en su primer día de celo y las “chicas” mayores en el segundo día. (Tanto las cerdas jóvenes como las ancianas deben aparearse 24 horas después del primer intento.) En cuanto a los machos, un cerdo de 8 a 12 meses generalmente puede dar servicio a 12 hembras en un grupo de pastoreo o ser  emparejado con 24 cerdas jóvenes que pasen de una en una en el granero o corral . Un macho de un año (o más viejo) puede dar servicio a 50 cerdas en un grupo de pastoreo o ser  emparejado con  35 o 40 hembras que pasen de una en una.

Preparándose para el gran día

Lechones

El período de gestación de las cerdas es aproximadamente de 113 días, o como dice el viejo refrán, tres meses, tres semanas y tres días. Pero hay algunos preparativos importantes que deben hacerse antes de que llegue el momento mágico del nacimiento de los lechones.

En primer lugar, asegúrate de atacar a los agentes patógenos como microbios, parásitos y gusanos con productos desinfectantes unas dos semanas antes de la fecha de parto para prevenir las enfermedades más comunes en cerdos. Recuerda que un buen saneamiento es vital en la crianza de cerdos, por lo tanto, limpia bien el corral de partos, consérvalo limpio y lava a la cerda embarazada con un detergente suave y agua tibia antes del parto.

La temperatura del ambiente

Ambiente, temperatura y crianza

Otro trabajo importante en la crianza de cerdos es la construcción de un espacio apropiado para los recién nacidos. Los lechones necesitan un ambiente muy cálido. Las crías de cerdo prosperarán en temperaturas entre 27 ° y 32 ° C, sufrirán en espacios cuyas temperaturas oscilen entre  16 ° y 21 ° C  y morirán si la temperatura cae  alrededor de 10 ° C. La madre de los jóvenes lechones, por otro lado, probablemente tenga entre tres y cinco centímetros de una sólida cobertura de aislamiento (mejor conocido como manteca de cerdo) alrededor de la cintura… ¡así que es más probable que sufra de sobrecalentamiento!

Las diferentes necesidades de temperatura de una cerda que se convierte en madre  y de sus hijos pueden crear un gran problema. Mientras los pequeños tratarán de acurrucarse contra mamá para mantenerse calientes, la cerda probablemente tratará de refrescarse poniéndose de pie y sentándose continuamente. Cada vez que la madre se tranquiliza y se sienta, se corre el riesgo de que lo haga sobre alguno de los lechones y quizás pueda matarlo de esa manera.

Para evitar semejante calamidad, el corral de partos debe incorporar una fuente de calor separada para los lechones, de modo que no tengan que treparse sobre su madre o acurrucarse contra ella para calentarse. La mayoría de la gente usa lámparas de calor eléctricas o de gas para este propósito, aunque algunas personas innovadoras han decidido instalar paneles solares para mantener a los lechones calientes.

En CKM Perú somos líderes en la producción de productos para la crianza de cerdos y aves de corral, mejoradores de producción y productos de higiene industrial ricos en antimicrobianos, contáctenos para mayor información.

Añadir Comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos se encuentran marcados *