Close
Calle Horacio Cachay Díaz 328 - 330 Lima 13,
+511 476-4567 informes@ckmperu.com
Complejo respiratorio porcino (CRP)

El Complejo respiratorio porcino (CRP) está entre las enfermedades más comunes en cerdos y es la causa prevalente de la muerte de cerdos en los criaderos, según el Sistema Nacional de Vigilancia Zoosanitaria de Estados Unidos. A menudo, en esta enfermedad que afecta los tejidos y el sistema respiratorio del cerdo, intervienen múltiples agentes infecciosos. Los patógenos primarios incluyen Mycoplasma hyopneumoniae, Actinobacillus pleuropneumoniae (App) y Bordetella bronchiseptica, así como agentes virales, como el Síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRS) y la Gripe o influenza porcina (virus de la influenza porcina o SIV, por las siglas en inglés de Swine Influenza Virus). Los invasores secundarios comunes incluyen: Pasteurella multocida, Streptococcus suis, Haemophilus parasuis, Actinobacillus suis y Salmonella choleraesuis (Salmonella enterica). Estos agentes infecciosos actúan juntos para aumentar la gravedad y duración de la enfermedad.

Síntomas:

Los síntomas del Complejo respiratorio porcino (CRP) pueden variar dependiendo de los patógenos presentes.

  • Neumonía enzoótica porcina (causada por la bacteria Mycoplasma hyopneumoniae)

Una tos seca y sin producción de mucosidad es el signo clínico inicial de la Neumonía enzoótica porcina. No todos los cerdos en un mismo corral toserán, pero varios pueden empezar a toser con otros que tosen en los corrales cercanos. A medida que los cerdos se enferman, comen menos alimento y disminuye la ganancia de peso. Esta enfermedad puede ser difícil de detectar porque no todos los cerdos están enfermos de manera simultánea. La enfermedad en cerdos de la misma edad se desarrollará a medida que la eficiencia del alimento se deteriore y se produzcan pérdidas de crecimiento.

  • Pleuroneumonía por App (causada por la bacteria Actinobacillus pleuropneumoniae (App))

CRP-00

La Pleuroneumonía por App es una enfermedad respiratoria grave y contagiosa. Esta enfermedad tiene varias etapas clínicas: hiperaguda, aguda, subaguda y crónica. Los cerdos mueren muy repentinamente en la fase hiperaguda. Tienen temperaturas muy altas (hasta 42°C) y muy pocos o ningún signo respiratorio. Cerca del final de la etapa hiperaguda, los cerdos pueden tener dificultades respiratorias severas, se puede ver que respiran con la boca abierta y expulsan una secreción espumosa y teñida de sangre por la nariz y la boca. La piel de la nariz, las orejas, las patas y quizás todo el cuerpo toma un color azul por la falta de oxígeno en la sangre.

En la etapa aguda los animales generalmente están deprimidos, se niegan a comer y tienen graves problemas respiratorios: tos y respiran con la boca abierta. También pueden sufrir de insuficiencia cardíaca y circulatoria.

Durante las fases subaguda y crónica, hay poca o ninguna fiebre, la intensidad y espontaneidad de la tos cambian considerablemente. El apetito tiende a disminuir y muchos cerdos que sobreviven no pueden ganar el peso esperado.

  • Bordetella bronchiseptica y Pasteurella multocida

Las bacterias B. bronchiseptica y P. multocida actúan como invasores secundarios en el Complejo respiratorio porcino (CRP). El sistema inmunológico está comprometido por un invasor primario, como la bacteria M. hyopneumoniae, responsable de dañar el tejido de los pulmones y crear así el ambiente ideal para que estas bacterias se muevan y causen neumonía severa. Los signos clínicos incluyen los del agente primario de la enfermedad, pero también incluyen tos crónica ocasional, respiración con dificultad, disminución de la tasa de crecimiento y reducción de la eficiencia alimenticia.

  • Síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRS)

El virus que ocasiona el Síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRS) ataca a los macrófagos en los pulmones, dejando a los pulmones altamente susceptibles a patógenos virales y bacterianos comunes. El virus se propaga a través de las secreciones nasales, la saliva, las heces, la orina, el semen, el traslado de los cerdos portadores y se puede transmitir por medios abióticos como el aire, la ropa y las botas contaminadas. Los cerdos infectados con el virus PRRS muestran signos sistémicos de enfermedad, como fiebre y pérdida del apetito. Su frecuencia respiratoria puede aumentar, pero la tos no es típica.

  • Virus de la influenza porcina (SIV)

El virus de la influenza porcina (SIV) es conocido por su rápida aparición y los cerdos generalmente muestran signos entre las primeras 12 o 48 horas de haber sido infectados. Una señal notable de los cerdos infectados por SIV es una tos áspera y sonora (se escucha como un ladrido) seguida de síntomas parecidos a los de la gripe. Los cerdos pierden el apetito, se vuelven soñolientos y se acurrucan unos sobre otros. Los cerdos afectados presentan fiebres altas (40° a 42°C) y muestran signos de respiración abdominal o respiran con la boca abierta.

  • Streptococcus suis

neumonia-en-cerdos

S. suis es una bacteria común en la amígdala y en la cavidad nasal del ganado porcino y es a menudo una contribuyente oportunista y secundaria a la neumonía en cerdos. Es omnipresente en los cerdos y sobrevive en el polvo y las heces en el ambiente. Junto con los síntomas respiratorios de la neumonía, puede aumentar la morbilidad y la mortalidad, además de reducir la ganancia de peso. Los resultados de la infección están influenciados por el estado inmunológico del huésped, los factores ambientales y los factores de virulencia del organismo.

  • Haemophilus parasuis

H. parasuis es una bacteria común residente en el tracto respiratorio superior de los cerdos y causa una condición sistémica severa (Enfermedad de Glässer) caracterizada por fibrina poliserositis (inflamación de la membrana que recubre las cavidades corporales), artritis y meningitis. Los signos clínicos en los rebaños incluyen fiebre, apatía, disminución del apetito, anorexia, dificultad para respirar, chillidos (que indican dolor), articulaciones inflamadas, cojera, temblores, falta de coordinación, cianosis, decúbito y muerte súbita.

Diagnóstico:

diagnostico-crp

Al utilizar una combinación de serología, pruebas post-mortem y análisis de reacción en cadena de la polimerasa o PCR (siglas en inglés de Polymerase Chain Reaction), se recopila información para ayudar a determinar qué enfermedades están ocurriendo en el Complejo respiratorio porcino (CRP), el momento y la gravedad de la enfermedad. Esto permite implementar programas en la crianza de cerdos que aborden las estrategias de alimentación y estado de salud para lograr el máximo impacto.

Tratamiento para el Complejo Respiratorio Porcino:

Algunos antibióticos inyectables han demostrado que proporcionan al menos siete días de niveles plasmáticos terapéuticos. Estos antibióticos pecuarios comienzan a trabajar de inmediato para tratar al cerdo y ayudan a detener la propagación de las bacterias.

CKM Perú ofrece RESPIREND- S, antibiótico activo frente a bacterias Gram positivas y Gram negativas. Este producto está indicado para el control de enfermedades porcinas como Neumonía Enzoótica, Rinitis Atrófica, Colibacilosis (diarreas), neumonías bacterianas, Síndrome MMA, Estreptococosis, Pleureneumonía, Erisipela (Mal Rojo), Enfermedad de Glasser, Salmonelosis y Epidermitis Exudativa.

Características especiales del antibiótico RESPIREND- S de CKM Perú:

  • Soluble y estable incluso en aguas duras
  • No afecta la palatabilidad del agua de bebida
  • Resiste al pH gástrico
  • Actúa con mayor eficiencia porque es rápidamente absorbido por el organismo y logra una alta distribución tisular
  • Menor resistencia bacteriana
  • Su fórmula exclusiva favorece la acción conjunta de los principios activos y una alta sinergia

Con la finalidad de garantizar la salud de los cerdos y atacar las enfermedades involucradas en el Complejo respiratorio porcino (CRP), contacte a CKM Perú para que adquiera nuestros fármacos veterinarios.

 

Añadir Comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos se encuentran marcados *