Close
Calle Horacio Cachay Díaz 328 - 330 Lima 13,
+511 476-4567 informes@ckmperu.com
Las aves de corral y el estrés calórico

Las altas temperaturas y la humedad son características de un ambiente que genera estrés calórico. Éste se puede definir como el malestar experimentado en condiciones de calor extremo y afecta el buen funcionamiento de los seres vivos. En las aves de corral el estrés calórico afecta el apetito, la absorción de nutrientes, la capacidad de los pollos de mantenerse hidratados y como consecuencia la producción avícola. Sin embargo, los criaderos pueden mejorar la producción a través de la buena alimentación de sus animales.

CKM Perú presenta algunos aspectos que se deben tener en cuenta para mejorar la sensación de estrés calórico en las aves de corral y explica cómo se puede manejar para que no afecte a los animales y su producción.

El momento de la alimentación es un factor muy importante para aliviar los efectos del estrés calórico en la ingesta y utilización de alimentos. Por lo tanto, la mayor parte de la dieta debe ser accesible para las aves en las horas donde las temperaturas son relativamente bajas: temprano en la mañana y al finalizar la tarde.

La alimentación de las aves de corral en situación de estrés calórico

El estrés calórico y la fórmula del alimento

El alimento siempre debe estar fresco y no debe almacenarse durante más de dos meses, especialmente en verano para reducir la posibilidad de acumulación de micotoxinas. Además, la alimentación debe procesarse adecuadamente (miga, grano o puré), con sustancias adicionales que se deben proporcionar para estimular el apetito. También podría ser beneficioso atenuar las luces mientras las aves se alimentan, para reducir la actividad y, por lo tanto, minimizar la carga de calor.

Se debe recordar que en temperaturas cálidas las aves de corral pierden el apetito y comer se vuelve una tarea agotadora para ellas. Por esta razón se les debe proporcionar alimentos granulados ya que éstos reducen en un 67% el consumo de energía, según los diferentes estudios realizados. En otras palabras, las gallinas alimentadas con la fórmula correcta podrán utilizar toda su energía en la producción de más huevos.

Las grasas

Estudios recientes han demostrado que incluir grasas en la dieta de las aves de corral sometidas a estrés calórico ayuda a mantener la ingesta diaria de calorías de acuerdo con los requisitos de crecimiento, especialmente para las gallinas ponedoras y los pollos de engorde. Las grasas mejoran el consumo y el rendimiento de los alimentos, en comparación con otras fuentes de energía como los carbohidratos o las proteínas. Sin embargo, debe notarse que cuando se aumenta la densidad energética de la dieta mediante la adición de grasa, el nivel de otros nutrientes, en particular las proteínas, debe ajustarse proporcionalmente para mantener una alimentación equilibrada y, por lo tanto, mejorar la producción de las aves.

Minerales y vitaminas

Una de las consecuencias del estrés calórico es la eliminación de los minerales a través de la excreción. El índice de retención de fósforo, potasio, sodio, magnesio, azufre, manganeso, cobre y zinc es más bajo en aves criadas en una temperatura de 35°C, estos minerales son importantes para evitar el deterioro en el crecimiento, la deficiencia en la alimentación y la ruptura de las cascaras, por lo tanto, se deben utilizar suplementos ricos en estas sustancias en la dieta de las aves.

La necesidad de vitaminas también aumenta en condiciones de estrés calórico. Esto podría atribuirse a los factores fisiológicos que reducen la utilización de vitaminas, como los cambios en el equilibrio ácido-base y la mala absorción de vitaminas, además de la reducción de la disponibilidad de vitaminas en los alimentos producto de las altas temperaturas. En este caso, se necesitan suplementos adecuados de vitaminas y una protección adecuada de los alimentos contra el calor para mejorar el crecimiento, la inmunidad, la producción de huevos y otras funciones biológicas de las aves de corral.

la hidratación es fundamental para combatir el estrés calórico

El agua

Durante el verano se recomienda a los criaderos proporcionar el agua a las aves en bebederos amplios ya que así se garantiza la hidratación adecuada de los animales y se les brinda la oportunidad de sumergirse en ella para refrescarse.

semillas y hierbas en el estrés calórico

Semillas de comino

En Egipto se realizó un estudio sobre el crecimiento y las características de la sangre de los pollos criados con una dieta enriquecida con semillas de comino negro durante siete semanas. Con esta dieta se demostró un mejor crecimiento de las aves de corral. Se atribuyen los resultados al aumento de la concentración de la hormona tiroidea ya que ésta mejora la tasa metabólica y compensa la ingesta reducida de alimento que se observa bajo el estrés calórico.

Hierbas chinas

En China se llevó a cabo un estudio que consistió en enriquecer la alimentación de las aves de corral con flora marina, cereza asiática, menta silvestre, raíces de veza y suplementos ricos en NaHCO3  y KCl. Los resultados positivos de esta dieta se han atribuido a los efectos de las hierbas en la activación de la circulación sanguínea, en la tasa de renovación celular, en la reducción de la oxidación y de la descomposición de proteínas, en el aumento del metabolismo de los nutrientes y en el enfriamiento de la sangre.

Si las aves de corral bajo estrés calórico no se cuidan sufren daños en los capilares del pulmón y ruptura de los alvéolos pulmonares debido a la respiración rápida, por esta razón CKM Perú ofrece los mejores productos para el cuidado de las aves. Si deseas saber más sobre nuestros servicios o adquirir alguno de nuestros productos puedes escribirnos al formulario de contacto.

Añadir Comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos se encuentran marcados *